El papel del Pasto Vetiver en el sostenimiento de la productividad agricola

Por Richard G. Grimshaw
(Articulo presentado en el Congreso Internacional sobre Suelos que se llevó a cabo en Acapulco, México, en julio de 1994)

 

   

Sumario
El artículo resume los resultados experimentales y observaciones de campo del uso del pasto vetiver, Vetiveria zizanioides, y señala su uso como un importante y efectivo seto vegetativo que, cuando crece en el contorno, reduce significativamente el flujo de sedimento de sitios en erosión y reduce el desagüe, ambos simultáneamente y a bajo costo, comparado con las practicas de ingeniería tradicionales. El pasto vetiver posee características únicas. El articulo también muestra evidencias de que el pasto vetiver crece en un amplio rango de condiciones locales; no compite con cultivos contiguos; no es una mala hierba; resiste las plagas y enfermedades; es utilizado como forraje para el ganado; es usado para estabilizar terraplenes, líneas de drenaje, caminos, etc.; resiste al fuego y se sabe que es repelente de roedores; y requiere de un mínimo de mantenimiento. El principal obstáculo para extender su utilización y aplicación se debe a un pobre sistema de transferencia de tecnología y a la falta de entrenamiento de granjeros y técnicos.

 

Introducción
El presente artículo resume los descubrimientos experimentales y las observaciones del escritor en el resurgimiento del uso del pasto vetiver como una tecnología importante en el sostenimiento de la productividad agrícola en tierras tropicales y semitropicales. Como resultado de una precoz iniciativa del Banco Mundial, el pasto vetiver fue introducido a los proyectos de desarrollo en la India como un sistema vegetativo de bajo costo para la conservación del agua y el suelo.

Su utilidad y potencial fue ampliado aún más en posteriores artículos. Este artículo se dedica a resumir los hallazgos de un creciente número de científicos independientes y usuarios del pasto vetiver quienes, en años recientes, han demostrado la singularidad del pasto y su utilidad como una tecnología formidable para incrementar la humedad de la tierra y en la conservación del suelo.

El mantenimiento de la fertilidad del suelo y la disponibilidad de humedad en la tierra son los dos más importantes elementos críticos para la producción agrícola sostenible. La prioridad dada a estas dos actividades durante los últimos cuatro mil años ha permitido a China sobrevivir y alimentar a su enorme población, en el pasado lo mismo que en la actualidad, mientras otras sociedades se han desmoronado por no haber mantenido estas actividades clave. En un tiempo en que se presta una gran atención a la tecnología simple de bajo costo para la agricultura sostenible, el pasto vetiver ofrece una tecnología muy buena, amplia y fácilmente aplicable que es practica, probada, efectiva y beneficiosa.

La Tecnología del Pasto Vetiver (VCT), en su forma más común, es simplemente el establecimiento de una barrera viva, estrecha (de menos de un metro de ancho) y firme de pasto, en forma de seto vivo, a lo largo de la pendiente de un terreno. Cuando se aplica correctamente, esta tecnología es efectiva en pendientes de menos de 1% y hasta de 100% de inclinación. Un seto de pasto vetiver bien establecido retardará; el agua rodada, uniformemente, y atrapara; los sedimentos del agua rodada para crear terrazas naturales. Todo esto es posible sin el uso de complejos detalles y diseño hidrológicos y sin necesidad de caros consultores y topógrafos. Es una tecnología realmente de los campesinos, creada por los campesinos; una tecnología que pasó desapercibida por la mayoría de los desarrolladores y científicos. Su singularidad radica en las características de la planta.

 

Material y métodos
La hipótesis que sustenta el uso de VCT fue establecida en un pequeño manual para campesinos, ahora en su tercera edición, "Vetiver Grass (Vetiveria zizanioides), A Method of Soil and Moisture Conservation"; . Las afirmaciones que fueron hechas a la VCT en esa primera edición, lo mismo que en las subsecuentes, fueron en ocasiones refutadas por los investigadores, y como resultado, han sido y continúan siendo intensamente investigadas por numerosos científicos y campesinos. Este artículo tiene su origen en estos trabajos, y es respaldado por las propias observaciones del autor en países de Asia, África, Centroamérica y el Caribe. Describe los resultados de las pruebas y experimentos, y cita a los autores. En ocasiones el artículo reporta observaciones que no están respaldadas por una investigación, pero son conclusivas por su sola existencia bajo las condiciones descritas.

 

Resultados y discusión

Denuncia núm. 1 - Un seto de pasto vetiver es una medida efectiva par la conservación del suelo y la humedad.
En investigaciones en ICRISAT, India, se comparó; la VCT con barreras de piedra, té; limón y la tierra descubierta (como control) bajo condiciones de lluvia naturales (precipitación total de 689 mm) y artificiales. En todos los casos la VCT fue la tecnología más efectiva para reducir la pérdida de tierra y agua. La VCT redujo 57% las corrientes de agua rodada y más del 80% la pérdida de suelo. Los resultados mostraron claramente a partir de la hidrografía experimental el mayor retardo en la liberación del agua rodada de las parcelas de vetiver, una interesante característica que podría ser aplicada como medida superior de control de crecientes. El mismo equipo de investigadores confirmó; que al siguiente año el vetiver tuvo un desempeño aún mejor. El vetiver muestra una distinta mejoría en su eficiencia cuando los setos envejecen y son más densos. En CIAT, Colombia, el vetiver fue comparado con otros sistemas vegetativos que fueron crecidos junto con yuca. A los 11 meses (con una precipitación de 1240 mm) los setos de vetiver redujeron la pérdida de suelo de 142 toneladas por hectárea en una tierra descansada en descanso, a 1.3 toneladas por hectárea para la yuca cultivada entre setos de vetiver. El agua rodada se redujo de 11.6% a 3.6%. Otros investigadores han reportado resultados similares. La evidencia muestra una fuerte correlación positiva entre la pérdida de suelo y la reducción de agua rodada cuando la VGT se aplica al Vertisol negro en India occidental, y la VCT es significativamente superior a otros tipos de setos. En Louisiana, las demostraciones muestran de manera conclusiva el impacto de los setos de vetiver en la retención de sedimentos. En Malasia, experimentos a gran escala han demostrado que hay depósitos de sedimento substanciales detrás de los setos de vetiver, en un caso de cerca de un metro en un año.

Los campesinos han reportado en prácticamente todos los casos el uso favorable de la VGT. Un campesino ha usado el vetiver en la granja familiar de caña de azúcar en Natal, Sudáfrica, por más de 70 años como una herramienta para estabilizar los costados de los caminos. Desde 1989 ha protegido 18 6 hectáreas de su granja con setos de vetiver. Las pérdidas por erosión se han reducido substancialmente y el agua rodada disminuyó; al grado que en una tremenda sequía; a en 1992, ninguno de sus jóvenes árboles de litchi se perdió;. Los usuarios de vetiver en Centroamérica, entre ellos los de Honduras, confirman que los setos de vetiver son el método efectivo más costeable para la conservación del suelo, como lo han hecho usuarios de Etiopía y otros países africanos. La retroalimentación de 17 granjeros en Layete, Filipinas, indica claramente el impacto de la VGT y su superioridad sobre otros sistemas. Debe resaltarse que el pasto vetiver puede regenerarse a partir de nudos en el tallo. Esto significa que mientras el sedimento se forma detrás y en el interior del seto de vetiver para formar una terraza, el pasto crecerá junto con la terraza - en Fiji, bajo ciertas condiciones, se han formado terrazas naturales de 3 metros de altura.

No hay evidencia que permita demostrar que los setos de pasto vetiver son inferiores a otros tipos de seto. Por el contrario, la evidencia sugiere que los setos de vetiver constituyen la barrera vegetativa más efectiva.

 

Afirmación núm. 2 - El pasto vetiver puede crecer en una gran variedad de condiciones locales.
Investigaciones con vetiver bajo condiciones salinas y sódicas en Australia, han demostrado que el pasto muestra tolerancia a elevados índices de salinidad, de hasta ECse de 15 mScm-l sin una reducción apreciable en el rendimiento de materia seca. Se han realizado investigaciones sobre la tolerancia del vetiver a un espectro de pH del suelo, y en ellas se ha demostrado la tolerancia del vetiver a niveles de pH tan bajos como 3.8, con niveles de toxicidad por aluminio en el suelo de 68% - según indicaciones, el vetiver puede ser una de las especies de cultivo más tolerantes a la toxicidad por aluminio. También se demostró que el vetiver podía establecerse en suelos con pH de 9.9, y que sobrevivía bien cuando se suministraban niveles apropiados de fósforo y nitrógeno. Se ha demostrado que el pasto vetiver puede crecer bajo una gran variedad de tipos, profundidades y estructuras de suelo. Se comparó; el crecimiento del vetiver en cinco diferentes tipos de suelo en Malasia; y aunque el crecimiento del vetiver difería de un tipo de suelo a otro, en todos los casos creció razonablemente bien. También se demostró que el vetiver puede establecerse en terrenos donde funcionaban minas de estaño, lo que lleva a la rehabilitación de esa tierra degradada. En India, el vetiver crece vigorosamente en los Vertisoles negros lo mismo que lo hace en los Alfisoles.

El vetiver crece bien en tierras altas lo mismo que en condiciones pantanosas, lo que demuestra sus características xerófitas e hidrófitas. El límite de tolerancia del vetiver al frío se encuentra alrededor de los 9.5C bajo cero, aunque algunas plantas han logrado sobrevivir cortos períodos a l5C bajo cero.

La mayor limitante para el crecimiento del vetiver es la lluvia. Crece en áreas con escasa precipitación, de 300 a 400 mm, pero requiere de mayor atención. Bajo estas condiciones es más difícil que se establezca el vetiver, y debido a los extremos estacionales, causados por el sobrepastoreo, las sequías periódicas, etc., el vetiver sufre al igual que otras plantas. Como una regla empírica, el vetiver crece bajo más condiciones locales a lo largo de tierras tropicales y semitropicales. Lo hace mejor en suelos bien drenados. No crece en áreas con heladas invernales, y donde existan condiciones de escarcha permanente. Excepto por efecto de la temperatura, el vetiver puede crecer en la mayoría de las altitudes. En Honduras el vetiver crece muy bien a dos mil 800 metros. Se han establecido setos de vetiver en el occidente de Etiopía a dos mil metros. El vetiver ha sobrevivido en la nieve a tres mil metros en Lesotho. El vetiver tiene un gran potencial para crecer en áreas salinas en Australia, y fue utilizado con éxito en la rehabilitación de tierras sódicas abandonadas en Ussar, al noroeste de la India.

Toda la evidencia apunta a la tolerancia del vetiver a una amplia gama de condiciones locales, incluyendo aquellas que pueden ser consideradas extremadamente hostiles para el crecimiento de la planta. El vetiver será aún más adaptable a diferentes sitios cuando sean identificadas condiciones más específicas a las condiciones locales.

 

Afirmación núm. 3 - El pasto vetiver no compite con los cultivos adyacentes.
La mayoría de la evidencia indica que el vetiver no reduce de manera significativa el rendimiento de los cultivos adyacentes. Experimentos en Colombia señalan que no hay pérdida de rendimiento de yuca cuando se cultiva junto con setos de vetiver, mientras que hay una reducción del 33% con setos de pasto elefante (Pennisetum purpureum). Se han demostrado resultados experimentales semejantes en Maharashtra, India y Malasia, que han sido confirmados por campesinos desde el sur de India hasta Fiji. Los productores de azúcar de Natal, Sudáfrica y Fiji reportan ganancias en la producción. Investigaciones llevadas a cabo entre 1989 y 1991 en Akola, Maharashtra, India, en Lithic Ustorthent suelos con una precipitación promedio de 840 mm, muestran que los cultivos crecidos en asociación con los setos de vetiver alcanzaban niveles superiores de producción. La producción total promedio fue 17.1% y 32.3% superior en los cultivos crecidos en parcelas protegidas con vetiver, en comparación con los cultivos crecidos en terrenos con bordos y con los cultivos en pendiente, respectivamente. La mayor ganancia monetaria se registró en cultivos asociados al vetiver -6,833 rupias-, comparada con 5,969 y 5,065 rupias para "graded bunds" y cultivo en pendiente. La eficiencia en el uso de la humedad fue más alta en las parcelas de vetiver, lo mismo que el nivel de nutrientes residuales. Los investigadores también compararon la eficiencia del pasto vetiver con otras barreras vegetativas. En total se hicieron cuatro comparaciones - Vetiveria zizanioides (pasto vetiver), Leucaena leucocephala (subabul), Cymbopogon flexuosus (té limón) y Chrysopogon martini (Tikhada). Los rendimientos de semilla de algodón fueron 25.5% superiores con vetiver que con el control sin tratamiento, en comparación con 24%, 15% y 11% de la Leucaena, el té limón y el Chrysopogon, respectivamente. En todos los casos, los mayores porcentajes de humedad promedio, perfil y disponibilidad del almacenamiento de la humedad, se registraron con el vetiver. Los campesinos en Filipinas señalan que el maíz y el arroz plantados cerca del seto de Mura (vetiver) se comportaron mejor. Un experimento de un año en suelo rojo en ICRISAT, Hyderabad, India, apunta evidencia contraria que señala que el maíz, cuando se cultiva en asociación con setos de vetiver, tiene un rendimiento en grano reducido, aunque la biomasa total no se afecta. Observaciones posteriores en esas mismas parcelas podrán resolver esas contradicciones, y también podría ser más apropiado usar cultivos, como sorgo y mijo, más comunes en el área que el maíz.

Aunque en algunos casos hay evidencia de competencia con el surco de cultivo inmediatamente adyacente a la barrera de vetiver, la mayoría de los resultados experimentales, junto con un número abrumador de reportes de campesinos señalan que no hay cambios negativos de rendimiento, y que por el contrario, la mayoría de los cultivos muestran respuestas positivas a las barreras de vetiver. Debe notarse que los setos de vetiver usan menos tierra que otros sistemas de barreras, por lo que (si todas las demás condiciones permanecen sin cambio) el rendimiento global por unidad de área debe esperarse que sea mayor.

 

Afirmación núm. 4 - El pasto vetiver no es una mala hierba, no es invasor.
No hay pruebas de que el vetiver sea invasor en tierras altas de temporal. Hay alguna evidencia de dispersión natural bajo condiciones pantanosas. En ningún lugar se le ha visto como una mala hierba amenazadora (nótese que este no es el caso de otras especies de setos, como Leuceana sp., que puede convertirse en una maleza mayor si no es manejada apropiadamente). Sus raíces no son estoloníferas, algunos de los tipos originadas en el sur de la India rara vez florean, y si lo hacen las semillas son en su mayoría estériles. Un vetiver, probablemente originario de Guatemala, cultivado ahora en Louisiana, ha estado sin floración en un mismo lugar por 25 años. El vetiver se propaga vegetativamente. En Zambia, los setos de vetiver de Msamfu Research Station han permanecido intactos por más de 60 años.

Uno de los principales objetivos de la revisión del National Research Council del vetiver, era verificar donde podía el vetiver ser una amenaza como una mala hierba potencial. La revisión encontró que en la mayoría de los casos el vetiver no era invasor, pero recomendaba vehementemente que sólo se usaran los tipos sin semilla. La evidencia sugiere que los tipos introducidas de India a las estaciones ARS en Mississippi resultaron muy fértiles y germinaron vigorosamente. No parece ser el caso de las accesiones de Le Blanc, cerca de Baton Rouge, Louisiana, ni de Boucard, en Leakey, Texas. Se necesita más investigación sobre los hábitos de floración del vetiver en relación al cultivo, el clima, la lluvia y la duración del día. Un diagnóstico molecular vinculado con análisis biométricos rigurosos fue utilizado para identificar las relaciones entre los diferentes linajes de vetiver. Se extrajo DNA de tejido folicular joven. Se encontró que la Boucard accesión, y la que se conoce como Hauffman accesión (que se cree es originaria de Guatemala) tenían esencialmente el mismo genotipo, y que eran muy diferentes de los tres tipos recibidos de la India. Se cree que más de 20 tipos de pasto vetiver han sido introducidos a Estados Unidos. Los diagnósticos moleculares ofrecen una herramienta para identificar las diferentes tipos y para correlacionar características biológicas positivas relevantes de estos. Esto deberá llevar a un uso más científico y controlado del vetiver, con resultados potencialmente mejores.

En Tailandia, más de 30 diferentes tipos de Vetiver han sido identificados. Estos a menudo difiere marcadamente en carácter, e incluyen seis tipos de especies de vetiver identificadas como Vetiveria nemoralis . Estos incluyen algunos que tienen floración, pero que producen semillas estériles, y otras cuyas semillas germinan más libremente.

Una conclusión más general es que en la mayoría de los lugares rara vez se ha reportado al vetiver como invasor, y si se encuentran plantas de semillas germinadas, pueden ser fácilmente removidas mediante la labranza (esta es probablemente una razón por la cual los campesinos nunca lo han visto como un problema). Hay claras diferencias entre tipos, que deben ser mejor identificadas, para que en el largo plazo puedan ser caracterizados los más apropiados, de acuerdo a las necesidades locales.

 

Afirmación núm. 5 - El pasto vetiver es extremadamente resistente a las plagas y enfermedades.
El vetiver es extremadamente resistente a las plagas de insectos y las enfermedade. Hay evidencias de la India que muestran que cuando una planta muerta de vetiver es atacada por las termitas, puede dar lugar a una reacción alelopática que evita el resurgimiento del vetiver a partir del centro de la planta, y bajo condiciones de sequía; a severa, los retoños de la periferia de la planta son rozados y la planta muere. De manera alternativa, y más probablemente, el retoño es demasiado correoso para que la termita "cast" pueda penetrarlo. La quema puede erradicar este problema. Reportes de Brasil sugieren que el vetiver es resistente a Meloidogyne javanica y M. incógnita raza 1 (nematodos de los nodos de la raíz), ambos nematodos de la raíz del tabaco. Existen reportes de China en el sentido de que el vetiver ha sido afectado por el barrenador del tallo del arroz, y aunque no ha afectado el crecimiento del vetiver, el último puede actuar como planta hospedera. Sin embargo, en Fujian (en el sudeste de China), donde el vetiver ha sido cultivado en asociación con el arroz por muchos años, éste no parece ser un problema. En la mayoría de los casos las plagas y enfermedades del vetiver pueden ser mejor controladas mediante la quema, y como se notará más adelante en este artículo, la quema puede tener un lugar importante en el manejo general de los setos de vetiver.

La evidencia actual indica que sobretodo, el vetiver es resistente a las plagas y enfermedades, y no es vista como una planta hospedera importante.

 

Afirmación núm. 6 - El pasto vetiver no es alimento del ganado.
Donde hay pastos más apetitosos, el pasto vetiver es normalmente ignorado por el ganado, esta es una característica importante si los setos de pasto deben permanecer intactos por muchos años. Se ha llevado a cabo muy poca investigación sobre el manejo y el valor alimenticio del vetiver como forraje. En numerosas ocasiones se ha observado, bajo condiciones agrícolas, que si el seto es manejado correctamente, es posible cosechar regularmente las hojas jóvenes, que proveen una ración de alimento. En Malasia las ovejas no comerán el vetiver en el campo si hay abundancia de especies más apetitosas, pero las puntas recortadas fueron ávidamente consumidas cuando se ofrecieron a ovejas en cautiverio. En China y Malasia el vetiver ha sido utilizado con éxito como alimento para la cara rass. Al este de Indonesia, bajo condiciones sumamente secas, el vetiver fue comido por vacas y caballos. Con un buen manejo, las hojas jóvenes de vetiver tienen un valor nutritivo similar al pasto napier, con niveles de proteína cruda de alrededor del 7.0%. Bajo condiciones adecuadas, grandes volúmenes de hoja verde se encuentran disponibles. En Texas, en condiciones de riego, se ha alcanzado una producción de materia seca de más de 100 toneladas por ha. al año, equivalente a alrededor de 350 toneladas de hoja fresca. Reportes de China indican una producción de mulch de vetiver de 11.4, 14.7 y 17.8 toneladas de peso verde por 100 metros cuadrados de seto por tres años consecutivos. Nótese que en este caso, 100 metros cuadrados equivaldría a 230 metros lineales de seto. Hay poca duda en que, mejorando un poco su manejo, el vetiver sería un forraje adecuado para la sequía; a, particularmente si se le combina con otro forraje de alto contenido de proteína. Los campesinos de Gundalpet, India, han utilizado el vetiver por siglos como división entre parcelas, y como forraje en donde se corta una vez cada tres semanas, durante la temporada de crecimiento. Hay reportes de muchos otros países sobre su uso como forraje, incluyendo China, Guatemala, Honduras, Nigeria y Malí. Se sabe que algunos tipos son más apetitosos -i.e. las así; llamadas "farmer" cultivar de Karnataka, que han sido seleccionadas por los campesinos por décadas como un cultivar más suave y apetitoso.

En áreas donde hay especies de pastos más apetitosas como forraje, o donde no hay ganado, y quienes necesiten de un pasto inerte que pueda crecer con un manejo mínimo deberían fijarse en el vetiver. Hay excelentes ejemplos de esta aplicación Costa Rica para la protección de huertos de mango en pendientes pronunciadas.

Dónde el vetiver pueda ser usado como forraje, será determinado por los objetivos del usuario y del manejo que se le de. Algo que se necesita es la identificación y selección de los tipos más apetitosos y manejables como un propósito dual de conservación y de planta forrajera.

 

Afirmación núm. 7 - El pasto vetiver puede ser usado para fortalecer estructuralmente terraplenes, líneas de drenaje, caminos, canales controladores, etc.
Hay evidencias en todo el mundo que respaldan el uso del vetiver para la estabilización de terraplenes. Ha sido utilizado con éxito en Malasia, India, Sudáfrica, Indias Occidentales y Brasil en la estabilización de los márgenes de carreteras. El vetiver ha sido utilizado junto con aplicaciones geotécnicas para la estabilización de terraplenes en Nepal. Ha sido probado con éxito en la estabilización de desechos de minas de oro en Sudáfrica. También ha sido utilizado para estabilizar represas de inundación, de ríos y canales en Bangladesh. Por su gran fuerza y capacidad para absorber sacudidas, el vetiver tiene potencial en la estabilización de las riberas de canales contra la fuerza y el choque de los barcos -de ahí que la Comisión del Canal de Panamá muestre interés en la aplicación del vetiver en el Canal.

La Vetiver Network (Red) ha recibido reportes positivos del uso del vetiver para reducir la erosión en vertederos de pequeñas presas en Zimbabwe, arroyos en Fiji y canales de drenaje en Guatemala, Sudáfrica, Malasia y Nepal. Se han recibido reportes más recientes de que el vetiver está siendo usado para la protección de terrenos de construcción localizados en áreas con pendientes.

El VGT puede ser usado de manera efectiva en la estabilización de canales de irrigación. En experimentos en los que se utilizaron canales de irrigación con pendientes verticales, se comparó; el vetiver con pendientes no canalizadas, con el vetiver en pendientes canalizadas con polietileno. Las pendientes donde se plantó vetiver con los canales entubados con polietileno permanecieron verticales, y prácticamente igual en las pendientes no canalizadas. Los resultados muestran la gran habilidad del vetiver para amarrar el suelo (una arcilla arenosa), y el potencial para el diseño de canales propensos a deslaves, con el consecuente ahorro en área de terreno.

El VGT ha sido usado en muchos países como una herramienta efectiva para el control de escorrentías. Debido a su fortaleza, el vetiver puede resistir corrientes de agua de gran velocidad en los arroyos, y puede crecer y acumular profundos depósitos de sedimento que se forman tras los setos de vetiver establecidos en los arroyos. Como resultado, se forman escalones naturales en los arroyos. Donde se usan gaviones para la estabilización de arroyos y canales de agua, el vetiver, si se planta en asociación con las estructuras, ayudará a estabilizarías. En lugares donde se pueden esperar altas velocidades del agua, el vetiver puede ser plantado mejor embolsado para asegurar su rápido establecimiento, y puede necesitar durante el primer año protección mediante bolsas de arena, así como la fijación con estacas de bambú.

Es probable que el vetiver sea más ampliamente usado para la estabilización de terraplenes cuando los ingenieros se den cuenta de su potencial. Ya que es muy importante para el control de escurrimientos en áreas no cultivables.

 

Afirmación núm. 8 - El pasto vetiver resiste el fuego y ahuyenta roedores y otros animales.
El vetiver es bien conocido por su resistencia al fuego. Esta resistencia ha dado como resultado su sobrevivencia en campos cañeros que son quemados antes de la cosecha. En Sudáfrica el vetiver es usado para proteger las barreras contra incendio de la erosión, y este método es aceptado por las compañías aseguradoras forestales. El vetiver joven calcinado (calcinado como resultado del corte y secado de una masa) en las condiciones prevalecientes en Malasia, se recupera totalmente en cuatro semanas. Pastores históricamente nómadas con grandes rebañasen planicies rozadas del Río Níger en Malí, África Occidental, queman el vetiver para obtener un crecimiento rápido del pasto. La resistencia y rápida recuperación del vetiver del fuego se debe principalmente a su corona protegida y a su profundo sistema de raíces y el depósito de nutrientes asociado, lo que permite el rápido restablecimiento. Estas mismas características permiten que el fuego sea utilizado como un sistema de mantenimiento del vetiver en áreas secas donde grandes cantidades de hojas se acumulan en los setos de vetiver, quemándose los claros, y reduciendo la incidencia de la infestación por termitas.

Hay conflicto en cuanto a la efectividad del vetiver para alejar roedores y otros animales. Los campesinos reportan continuamente que, aparentemente, las ratas son repelidas por el vetiver y no se amadrigan en el sistema radicular. En efecto, en los sistemas de irrigación de Nepal muchos campesinos han plantado vetiver en terrenos entre sus límites, con el propósito de reducir la infestación por ratas. Recientemente, un silvicultor de Papua Nueva Guinea reportó que en tres años, el cerdo de monte no ha desarraigado los setos del pasto.

 

Afirmación núm. 9 - El pasto vetiver no requiere mantenimiento o manejo.
Inicialmente, en la diseminación de la VGT, la Afirmación de un mínimo o ningún manejo se basaba en su uso en áreas de elevada precipitación pluvial, como Fiji y las Indias Occidentales. En estas áreas, la experiencia mostraba que en tierras cultivadas el vetiver se conservaba en buenas condiciones por sí mismo, siendo su único mantenimiento un corte anual. Después de introducirlo a condiciones climáticas menos favorables, como las áreas semiáridas del centro de la India (con precipitaciones de 500 a 600 mm anuales), se ha observado que al seleccionar material de buena calidad para el transplante, su plantación se debe hacer en el tiempo correcto (bajo condiciones climáticas como esas, donde el tiempo de plantación es extremadamente corto), rellenar los claros durante el primer año al menos, plantar utilizando bolsas de plástico (como contenedoras de la planta) bajo condiciones extremadamente difíciles, el uso del fuego como una herramienta para erradicar el exceso de plantas muertas, etc., y el uso de diferentes técnicas de plantación para conjugar diferentes condiciones locales. Son todos aspectos importantes de manejo que requieren un buen criterio práctico. Se ha demostrado experimentalmente que el manejo juega un papel importante en el nivel de éxito de los setos de vetiver como sistemas para el control de la erosión. Hay evidencia conclusiva de que "plantar el pasto y olvidarse de él" a menudo no lleva al éxito, es por ello que la mayoría de las tecnologías fracasan cuando se sigue este camino.

Estudios en Andhra Pradesh y Filipinas muestran que cuando los campesinos han entendido la tecnología y la aplican y manejan adecuadamente, el sistema es efectivo. Cuando el gobierno hace el trabajo en lugar del campesino, hemos encontrado que el campesino se compromete menos con la VGT; no se lleva a cabo el mantenimiento y el sistema de setos se degenera. Por otro lado, la VGT aplicada en un huerto de cítricos en Costa Rica (libre de ganado) no mostró signos de deterioro después de cinco años de no haber recibido mantenimiento. Otro estudio muestra que en granjas muy pequeñas (de menos de media hectárea), los granjeros están renuentes a poner cualquier barrera en su tierra, ya que les quitan áreas potenciales para el cultivo de alimentos. En estos casos debemos conocer mejor las prácticas campesinas y alentar a los campesinos a usar la VGT como demarcación de límites, tal como ha sido practicado por siglos por campesinos en Gundalpet, al sur de India, y por miles de campesinos en las afueras de la ciudad de Kano, al norte de Nigeria.

 

Afirmación núm. 10 - El pasto vetiver es un sistema de bajo costo para la conservación del suelo y la humedad.
En un análisis económico se comparó; el establecimiento de setos de pasto vetiver por menos de US$ 30 por hectárea, con más de US$ 500 por hectárea de los sistemas de ingeniería convencionales. Los índices económicos de recuperación en el segundo caso se ubican alrededor del 20%, comparado con más de 90% para el vetiver. El costo del establecimiento de setos de vetiver varía de un sitio a otro. En terrenos con poca pendiente los setos pueden ubicarse a 50 m uno de otro, por lo que sólo se requieren 100 m de seto por hectárea de terreno protegido. En terrenos empinados con 60% de inclinación, la distancia entre los setos puede ser de cuatro metros o menos, necesitándose dos mil 500 metros de seto por hectárea. El costo de la planta varía dependiendo de la forma en que se produce. Costará más si se propaga a mano en un vivero comercial, y menos por métodos mecanizados, como hacen los hermanos Boucard en Texas, y aún menos si los setos existentes en granjas se dividen para trasplantarse como nuevos setos. En la India, un campesino puede excavar y plantar 200 metros diarios - con un costo de US$3 al día. Los viveros "comerciales" de vetiver en la India cobraban en 1987 alrededor de 0.01 rupias por esqueje plantado. Con tres esquejes por excavación, las plántulas costarían alrededor de 300 rupias (US$10 por kilómetro de seto plantado). En 1993, en Tailandia se pagaba productores de esquejes a raíz desnuda y de buena calidad US$2,600 por hectárea, lo que, con un millón 25 mil esquejes por hectárea equivale a 0.2 centavos de dólar por esqueje, y US$60 por kilómetro. En Tailandia se producen bolsas con vetiver, que se plantan por 62 centavos de dólar el metro. El costo mecanizado de la plantación de vetiver, incluyendo el costo de la plántula, se estima en alrededor de US$175 por milla. En Estados Unidos, proteger una hectárea de terreno con una pendiente de 4% costaría, utilizando seis líneas de seto vivo, alrededor de US$90.

Es más difícil determinar los beneficios que representa el uso de setos de pasto vetiver. En la mayoría de los casos, la pérdida de suelo disminuye rápida y permanentemente, y se reduce la pérdida por erosión de 143 a 1.3 toneladas por hectárea al año. Se han demostrado ganancias a corto plazo en la India, dando como resultado relaciones costo-beneficio de más de 2:1.

Algunos campesinos en la India han reportado que no sufren pérdidas de cultivos en años de sequía; a cuando usan el vetiver, mientras sus vecinos han perdido sus cultivos desprotegidos. Otros beneficios que deberían ser cuantificados incluyen el valor del vetiver como paja (en China, cuesta 2 centavos de dólar el kilogramo), como combustible (el vetiver tiene un valor energético de alrededor del 55% de el del carbón) y como forraje. Los beneficios indirectos incluyen el valor y los nutrientes del suelo que de otra forma se perderían, el valor del incremento de la recarga de agua en la tierra, su valor en la protección contra las fuertes inundaciones y la reducción del costo de mantenimiento de terraplenes. Si se asume que los beneficios de los sistemas de ingeniería y del pasto vetiver son los mismos (que no lo son -los beneficios del vetiver son superiores), el bajo costo del vetiver comparado con aquéllos (alrededor de una quinta parte) debería ubicar a la VGT como una prioridad tecnológica. Los costos detallados del desarrollo de setos de vetiver muestran su superioridad sobre otros sistemas, incluyendo estructuras de ingeniería, en términos de la relación costo-beneficio.

 

Conclusiones

Lo anterior establece una fuerte evidencia de que el vetiver reúne los requisitos de una tecnología vegetativa de largo plazo y bajo costo para la conservación del suelo y la humedad, como se establece en la primera edición del manual "Vetiver Grass (Vetiveria zizanioides ) A Method of Vegetative Soil and Moisture Conservation". La prueba no descansa tan sólo en los resultados experimentales mencionados anteriormente, sino en un número cada vez mayor de usuarios alrededor del mundo, quienes parecen estar votando a favor de la inclusión de la VGT como parte de sus prácticas campesinas. En ningún lugar se demuestra esto en una forma tan vívida como durante la introducción masiva de VGT en Tailandia en los últimos dos años. La educación de los campesinos para la conservación del suelo es un proceso lento que no debe ser acelerado. El pasto vetiver es otra de las herramientas que pueden ser usadas, junto con otros métodos (labranza en contorno, cero labranza, cultivos apropiados para la fijación de nitrógeno, etc.), para reducir la erosión del suelo. El vetiver tiene méritos especiales por sus características que lo hacen durable, relativamente inerte y un pasto altamente efectivo que cuando crece como seto vivo, detiene el flujo de sedimentos y reduce la pérdida de agua de la lluvia.